Menu

Se avecina un nuevo exceso de crudo en el mercado

  1. Las empresas ya están alquilando petroleros para guardar el crudo
  2. Estos traders quieren aprovechar que los fletes son todavía baratos
  3. En abril el precio de los fletes se disparó ante el exceso de petróleo global

 

"Los temores a que se produzca un exceso de oferta de petróleo se están sumando al sentimiento general de incertidumbre", asegura Eugen Weinberg, analista de Commerzbank. La demanda no termina de recuperar el ritmo esperado, mientras que los nuevos rebrotes de covid-19 y el riesgo de nuevos confinamientos ponen en duda la demanda futura de petróleo. Mientras tanto, la OPEP y sus aliados no parecen predispuestos a realizar más recortes en la producción. Esta situación está llevando a que algunas firmas que negocian con petróleo empiecen a tomar medidas preventivas por si se vuelve a producir un fuerte excedente de petróleo en el mercado.

 

Algunos de los mayores traders (empresas que comercian con petróleo) de petróleo del mundo han empezado a prepararse ante el el avance del coronavirus y una demanda tambaleante. Algunas de las empresas más importantes ya están alquilando petroleros gigantes con contratos de meses de duración. De este modo pretenden estar listos para almacenar el exceso de producción y ahorrarse el elevado coste de los fletes cuando todo el mundo busca al mismo tiempo un lugar para almacenar el crudo.

 

 

Desde la agencia financiera Bloomberg creen que estos movimientos responden a las expectativas de unos comerciantes de petróleo que creen que el mercado del crudo se está moviendo hacia un nuevo superávit (más producción de crudo que consumo) después de que la OPEP + esté volviendo a recuperar sus niveles de producción tras meses de recortes.

Trafigura Group, el segundo mayor trader de petróleo independiente del mundo, ha reservado en los últimos días alrededor de una docena de superpetroleros que pueden contener un total de 24 millones de barriles de petróleo, según fuentes consultadas por Bloomberg. En total, se han concertado alrededor de 18 fletes similares con Royal Dutch Shell, Vitol Group y Lukoil, según las listas de reservas de buques analizadas por Bloomberg.

Aprovechar el 'contango'

La cuestión es que cuando existe un exceso claro de petróleo y el precio del crudo físico cae por debajo de los futuros (mercado de contango), estas empresas que transportan petróleo pueden obtener unos mayores ingresos comprando el crudo físico a las empresas que lo extraen y vendiéndolo a futuro. El problema es almacenar ese crudo cuando el mercado está saturado (por un desplome de la demanda como acaecido durante el covid). Este problema podría estar resulto para empresas como Trafigura que están haciéndose con varios buques ahora que los fletes tienen precios racionales.

Trafigura ha reservado 12 superpetroleros aprovechando el colapso en las tarifas de flete. Los precios por alquilar un súper-petrolero se han hundido desde que tocaron máximos en abril. Cuando no había espacio para almacenar petróleo se llegó a pagar hasta 400.000 dólares al día por uno de estos buques que pueden almacenar unos dos millones de barriles de crudo. Ahora, los precios han caído a unos 20.000 dólares por día. Aunque Trafigura no termine usando los buques para almacenar crudo, podría usarlos para continuar con sus entregas convencionales de petróleo, lo que reduce el riesgo.

El precio del petróleo ya ha comenzado a descontar una parte de este riesgo que supone volver a un mercado con superávit de producción. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, ha perdido más de un 13% en lo que va de mes de septiembre, lo que ha llevado a este barril a perder los 40 dólares.

 

Fuente: eleconomista.es

 

El crudo cae un 7% y llega a mínimos desde Junio

La abrupta caída del precio del 'oro negro' se produce un día después de que Aramco, la petrolera estatal saudí y la compañía más rentable del mundo, anunciara un recorte de sus precios

 

La cotización del precio del petróleo ha experimentado una de las mayores caídas de las últimas semanas, de en torno a un 7%, lo que ha llevado al crudo a descender hasta su nivel más bajo desde el mes de junio.

En concreto, el precio del barril West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos, se ha anotado un descenso del 7,74%, hasta situarse en los 36,69 dólares. Esta cifra supone su cotización más baja desde mediados de junio.

De su lado, el barril de referencia para Europa, el de Brent, ha observado un descenso del 6,77%, hasta alcanzar los 39,77 dólares por barril. De esta forma, también se ha situado en su cotización más baja desde mediados de junio.

La abrupta caída del precio del 'oro negro' se produce un día después de que Aramco, la petrolera estatal saudí y la compañía más rentable del mundo, anunciara un recorte de sus precios de venta para octubre.

 

 

 

 

Fuente: https://www.elconfidencial.com/

El plan del Gobierno para subir el precio del diésel y la gasolina

El Gobierno tiene previsto aprobar un real decreto con el que pretende que los ciudadanos empiecen a apostar más por los biocarburantes

 

La subida del precio del carburante será un hecho si se cumplen los planes del Gobierno, que quiere aprobar un real decreto de medidas para impulsar el uso de biocarburantes contra los actuales combustibles fósiles de diésel y gasolina. Esto llevará aparejado una subida del precio del repostaje que no tendrá nada que ver con el impuesto al diésel que también se pretende implantar en algún momento.

Mientras la subida impositiva del gasoil sigue en el aire, el Gobierno quiere aprobar en el próximo mes de septiembre una nueva normativa con la que quiere subir el precio de los combustibles clásicos en los dos próximos años. Un hecho que los ciudadanos notarán en el bolsillo, aunque lo harán de forma paulatina, ya que la medida pretende encarecer estos carburantes por etapas.

 
 
 

 

 
 

Para entender por qué subirá el precio, hay que saber que actualmente los combustibles clásicos están obligados por ley a llevar un porcentaje de biocarburante en su composición. Actualmente se cifra en un 8,5% y en 2022 se pretende llegar a un 10%. Dado que los biocarburantes son más caros de obtener que los combustibles fósiles comunes, el precio final del producto tenderá a encarecerse. En 2021 la subida será hasta el 9,5%.

 

Como ya sucederá con el precio del diésel cuando se aplique el impuesto sobre el que trabaja el Gobierno desde hace meses para acabar con la contaminación derivada de ese combustible, este nuevo decreto estatal también será más perjudicial para los propietarios de un vehículo gasoil que para los de uno de gasolina. Se estima que la subida del precio del carburante diésel será de entre 2 y 4,5 céntimos de aquí a dos años y que la subida en la gasolina será de entre 0,20 y 1 céntimo hasta 2022. Algo poco apreciable en la factura.

 

 

Fuente: https://www.ideal.es/

7 reglas de oro para llenar el depósito de tu coche al mejor precio

El gasto que ocasiona el coche es una de las partidas más elevadas que hay que tener en cuenta a la hora de administrar los ingresos mensuales. Si todavía estamos pagando las cuotas de financiación sabemos que al principio de cada mes hemos de destinar parte de nuestros ingresos para amortizar el préstamo. A estos gastos hay que añadir otros que son ineludibles como el seguro, el impuesto de circulación, el pago de parkings y peajes y, cómo no, el combustible si se trata de un coche con motor de gasolina o diésel.

Cuando los gastos son tan elevados procuramos recortar por donde sea y es una opción recurrente tratar de hacerlo con el consumo de combustible. Sabemos que una conducción estable, evitando aceleradas innecesarias o frenazos bruscos, contribuye a moderar el consumo, lo mismo que evitar poner el aire acondicionado o conducir con las ventanillas cerradas. Sin embargo, no siempre es posible conducir bajo estas condiciones, por lo que es recomendable seguir otra serie de consejos para tratar de estirar el depósito al máximo y ahorrar una pequeña cantidad de dinero que a lo largo del año puede suponer un buen pellizco.

 

Llena el depósito por la mañana

Repostar por las mañanas a primera hora, cuando hace menos calor, permite que entre más combustible en el depósito. Cuando las temperaturas son bajas, la gasolina es más densa y de mejor composición; con el calor se expande y forma más burbujas. Ahora bien, el ahorro solo es significativo a partir de una variación de temperaturas en torno a los 20 grados. En esa franja de temperatura, la variación de volumen de la gasolina es del 2,6% y la del diésel del 1,7%. En los demás casos es poco significativo.

Echa el combustible despacio

Es evidente que cuanto más apretamos la pistola del surtidor más rápido sale el líquido y menos rato tardamos en llenar el depósito del coche. Pero con esta práctica hacemos un flaco favor a nuestro bolsillo porque la presión del surtidor es mayor y se evapora más cantidad de líquido mientras el contador va sumando. Aunque las gasolineras cuentan con un sistema de aspiración de vapores -se activa al descolgar la manguera, de ahí el ruido que notamos de inmediato- vamos a inhalar mayor cantidad de ese vapor cuanto más elevada sea la evaporación, por lo que tampoco conviene llenar el depósito muy deprisa.

Llena el depósito por la mañana

Repostar por las mañanas a primera hora, cuando hace menos calor, permite que entre más combustible en el depósito. Cuando las temperaturas son bajas, la gasolina es más densa y de mejor composición; con el calor se expande y forma más burbujas. Ahora bien, el ahorro solo es significativo a partir de una variación de temperaturas en torno a los 20 grados. En esa franja de temperatura, la variación de volumen de la gasolina es del 2,6% y la del diésel del 1,7%. En los demás casos es poco significativo.

Echa el combustible despacio

Es evidente que cuanto más apretamos la pistola del surtidor más rápido sale el líquido y menos rato tardamos en llenar el depósito del coche. Pero con esta práctica hacemos un flaco favor a nuestro bolsillo porque la presión del surtidor es mayor y se evapora más cantidad de líquido mientras el contador va sumando. Aunque las gasolineras cuentan con un sistema de aspiración de vapores -se activa al descolgar la manguera, de ahí el ruido que notamos de inmediato- vamos a inhalar mayor cantidad de ese vapor cuanto más elevada sea la evaporación, por lo que tampoco conviene llenar el depósito muy deprisa.

No dejes el depósito vacío o con poco carburante

Conducir con poca cantidad de combustible en el depósito es un riesgo porque nos podemos quedar tirados en la carretera cuando menos lo esperamos. Por eso es recomendable acercarnos a una gasolinera en cuanto el testigo rojo nos indica que entramos en la fase de reserva. Pero no solamente es recomendable por ese motivo sino porque cuando circulamos con el depósito al límite estamos castigando su mecánica. Si el nivel de gasolina es bajo, la bomba de combustible necesita hacer un sobresfuerzo para absorber el líquido del tanque y, en consecuencia, sufre un desgaste evitable que acorta su vida útil.

Evita repostar cuando la gasolinera está llenando los tanques

Si tenemos la intención de repostar y observamos que un camión cisterna está descargando combustible en una gasolinera lo mejor es que busquemos otra estación de servicio para llenar el depósito de nuestro vehículo. Como los tanques no se limpian en el fondo se acumula una capa de impurezas que se remueve cada vez que una cuba descarga combustible, con lo cual es más probable que los sedimentos suciedades del interior del tanque lleguen más fácilmente al surtidor y de ahí al depósito de nuestro vehículo  durante las siguientes horas de uso.

Busca las gasolineras low cost

Desde hace unos años hemos visto proliferar en nuestro paisaje urbano las gasolineras low cost. Se trata de establecimientos de autoservicio más económicos que los tradicionales porque al prescindir de mano de obra, incluso en las cajas, tienen menos gastos y pueden ajustar algo más los precios. La pregunta que todos nos formulamos es si entonces el carburante que despachan tiene la misma calidad que el de las gasolineras tradicionales. La respuesta es sí, puesto que todos los combustibles son distribuidos en España por la misma compañía, CHL, que ofrece a todas las gasolineras, sean low cost o no, la misma materia. La única diferencia es que el carburante que se vende en las estaciones tradicionales contiene una serie de aditivos que ayudan a limpiar los inyectores de los motores de inyección y mejoran la combustión en diésel y, en cambio, en las low cost, no.

Revisa los neumáticos

Aprovecha la visita a la gasolinera para comprobar la presión de los neumáticos de tu coche. Si circulas con las ruedas deshinchadas no solo estarás deteriorando el estado de las gomas sino que, además, estarás disparando el consumo del vehículo. El fabricante indica la presión específica de los neumáticos, por lo que superar el nivel recomendado también es perjudicial para la vida útil de las gomas. Michelín estima que un neumático con una presión de 1 o 2 bares por debajo del nivel recomendado puede suponer un gasto adicional de combustible equivalente a más de un depósito completo al cabo de un año.

 

 

Fuente: https://www.lavanguardia.com/

 

El petróleo repunta hasta máximos desde marzo, superando los 40 dólares por barril

 

El precio del petróleo ha registrado este martes un nuevo incremento que ha llevado a la cotización del crudo a registrar su mayor nivel desde principios de marzo, justo antes de que la pandemia se expandiera de forma masiva en Europa y de que el 'oro negro' registrara precios negativos por primera vez en su historia.

En concreto, el barril de Brent, de referencia para Europa, se ha situado en torno a los 44,6 dólares por barril este martes, lo que equivale a un 3,19% más en la jornada anterior. El máximo intradía ha sido de 44,89 dólares, mientras que el mínimo se ha situado en torno a los 43 'billetes verdes'.

De esta forma, el precio del barril de Brent ha registrado su cotización más elevada desde el pasado 6 de marzo.

Por otro lado, el precio del barril de referencia para Estados Unidos, el West Texas Intermediate (WTI) ha observado un precio de 42,1 dólares, por lo que ha repuntado un 3,1% en comparación con la jornada anterior. El crudo estadounidense no registraba un precio tan elevado desde el pasado 5 de marzo.

La semana pasada, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus naciones aliadas, el grupo que se conoce como OPEP+, se mostraron confiados en que el incremento en la oferta desde agosto no afectaría al mercado de petróleo por la mayor demanda interna.

Desde agosto hasta final de año, el cártel añadirá dos millones de barriles de crudo diarios a la producción mundial, ya que se adoptará la segunda fase de su control del bombeo, que prevé un recorte de 7,7 millones de barriles al día, frente a los 9,7 millones que llevan recortando desde mayo.

 

Fuente: Europapress.com

La red española de estaciones de servicio redujo el número de puntos de venta en 2019

Aunque de manera casi testimonial, la red española de gasolineras se redujo durante el pasado año. En concreto, en siete puntos de venta, cifra que representa un 0,07%. Esta contracción es la primera que se produce en el mercado desde 2009, según los datos hechos públicos por la Asociación de Operadores Españoles de Productos Petrolíferos (AOP) en su Memoria 2019.

 

Los datos aportados han sido suministrados por la AOP (de la que forman parte BP, Cepsa, Eni, Galp, Repsol y Saras), la Unión de Petroleros Independientes (UPI) (integrada por Avia Energías; Axoil; Bonarea Energía; Disa, que opera en las Islas Canarias con su marca y en territorio peninsular y balear bajo la marca Shell; Dyneff; GM Fuel Service; Meroil y Kuwait Petroleum), a los que suman las estimaciones propias realizadas por el colectivo presidido por Luis Aires.

La compañía que continúa liderando el mercado es Repsol, que cuenta con una red de 3.354 puntos de venta (cuatro más que a finales de 2018). El segundo lugar lo ocupa Cepsa, con las mismas gasolineras que el año pasado (1.522 puntos de venta), mientras que BP ocupa el tercer lugar con doce instalaciones más que a finales del pasado año (759 frente a 747). La cuarta plaza sigue estando en manos de Disa, que suma quince gasolineras respecto a 2018, al pasar de 578 a 593. Galp mantiene su red en los 570 puntos de venta con los que cerró 2018.

Por debajo ya de las doscientas gasolineras se sitúan la red de Avia Energías, que sumó seis puntos de venta, hasta configurar una enseña integrada por 192 instalaciones. La red que experimentó el mayor incremento fue la integrada por las estaciones de servicio de Q8+IDS, que paso de 77 a 187, una variación del 242,85% que se logró gracias a la adquisición de las gasolineras de Saras. Por el contrario, la enseña que perdió más puntos de venta fue la de Meroil, que pasó de tener 152 puntos de venta a finales de 2018 a contar con 125 un año después.

Ballenoil aumentó su red en 11 puntos de venta, ya que cerró el ejercicio 2019 con 117 gasolineras, frente a las 106 con las que concluyó 2018. La décima posición del listado lo ocupa bonÁrea Energía, con 55 puntos de venta, dos más que a finales de 2018. Las siguientes posiciones son para Repostar (40 a finales de 2019, frente a las 27 de 2018); Iberdoex (30 en 2019, 58 a finales de 2018); Tamoil (que también logra un destacado incremento porcentual, al pasar de las 22 estaciones de servicio que integraban su red a finales de 2018 a las 27 con las que concluyó el ejercicio 2019); Petrolífera Canaria, que perdió tres puntos de venta, al pasar de 22 a 19 gasolineras; Tgas, que mantuvo sus 19 puntos de venta en 2019; Axoil–Petronieves, que perdió dos puntos de venta en 2019 (18 instalaciones a finales del pasado año), y Petromillares (cerró 2019 con seis puntos de venta menos que los que tenía al cierre de 2018, 17 frente a 23).

En cuanto a las gasolineras integradas en la categoría de otras marcas, redujeron su presencia en el mercado (al pasar de las 2.995 a las 2.983). Aquellas que son propiedad de hipermercados aumentaron su número (de 375 a 391), un comportamiento que también se produjo entre las cooperativas, cuyos puntos de venta pasaron de 571 a 578.

 

 

Fuente: interempresas.net

La CNMC aprueba la circular que regula el mecanismo de fomento del uso de biocarburantes para transporte.

 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la circular que regula la gestión del mecanismo de fomento del uso de biocarburantes y otros combustibles renovables con fines de transporte.

Además, se modifica la circular 2/2017, de 8 de febrero, del organismo, por la que se regulan los procedimientos de constitución, gestión y reparto del fondo de pagos compensatorios del mecanismo de fomento del uso de biocarburantes y otros combustibles renovables con fines de transporte.

La circular se emite tras el proceso de audiencia pública realizado entre el 29 de mayo y el 25 de junio y su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La CNMC señaló que su pleno ha procedido a su aprobación tras analizar las alegaciones recibidas, y "adaptar el contenido de alguno de los apartados para incluir las observaciones relevantes, con el fin de clarificar las normas de organización y funcionamiento del mecanismo de certificación de biocarburantes".

En concreto, se han incorporado los ajustes necesarios sobre la circular 1/2019, de 13 de marzo, de la CNMC, que queda derogada. Esta nueva circular afecta a los sujetos del sistema que están identificados en ella de acuerdo con lo previsto en la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos.

En definitiva, se establecen los requisitos para cumplir los nuevos objetivos de biocarburantes procedentes de cultivos agrícolas y de biocarburantes avanzados. Asimismo, se da cumplimiento a lo previsto en el Real Decreto 1085/2015, de 4 de diciembre, y se define el procedimiento para incorporar nuevas materias primas al mecanismo de fomento del uso de biocarburantes.

ENTIDAD DE CERTIFICACIÓN DE BIOCARBURANTES.

Entre las principales novedades de la normativa destacan que se desarrolla las disposiciones necesarias para que la Entidad de Certificación de Biocarburantes pueda ejercer sus funciones de acuerdo con la normativa vigente.

Así, se establecen los requisitos que deberán cumplir los sujetos obligados para acreditar la titularidad de un mínimo de certificados que les permitan cumplir los nuevos objetivos de biocarburantes.

LÍMITES.

En concreto, un límite máximo del 7,2% de biocarburantes procedentes de cultivos agrícolas y un objetivo indicativo del 0,1% de biocarburantes avanzados.

También se concreta una serie de aspectos operativos con el fin de dotar al sector de mayor seguridad jurídica y aumentar las garantías y la protección frente al fraude.

Tras la aprobación de esta circular, el organismo presidido por Cani Fernández aprobará en el plazo de dos meses el listado de materias primas que podrán ser empleadas en la fabricación de biocarburantes a efectos del mecanismo de fomento.

También se define el procedimiento que se deben seguir para la incorporación de cualquier otra materia prima al mecanismo de fomento. En particular, las nuevas materias primas que pueden computar doble y que requieren un análisis específico antes de incluirlas en alguno de los supuestos previstos en el anexo IV del Real Decreto 1597/2011, de 4 de noviembre.

Los almacenistas están obligados a remitir información anual sobre las salidas al territorio español del conjunto de sus instalaciones. Asimismo, deben identificar, como hacen los sujetos obligados, la alternativa utilizada para la acreditación de la sostenibilidad de cada una de las partidas.

Además, concreta el contenido y la documentación que se ha de remitir a la CNMC para acreditar que los volúmenes de biocarburante vendidos en territorio español cumplen la normativa establecida en esta materia, así como los casos en los que no resultará necesario el envío de la misma.

La Entidad de Certificación podrá compensar las cantidades que un sujeto obligado tuviera derecho a percibir y las que tuviera obligación de abonar al fondo compensatorio, en los casos en que dicho sujeto no hubiera pagado al fondo todos los pagos que le correspondiera abonar.

 

 

Fuente: EuropaPress

Hacienda descarta la subida del IVA como propone el Banco de España

El Banco de España considera que reformar el IVA es la mejor opción para la inevitable subida de impuestos que la crisis del coronavirus va a provocar. Porque es el gravamen sobre el que existe un mayor margen de incremento de recaudación, y también porque genera menos distorsión que otras medidas impositivas al afectar a la decisión de gasto final. Pero en Hacienda no contemplan ningún incremento sobre este impuestos y siguen apostando por su conocido plan fiscal: subir IRPF a rentas altas, endurecer Sociedades y sacar adelante las tasa Google y la tasa Tobin.

Así lo ha apuntado la propia ministra de Hacienda y también portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien en una entrevista concedida a Antena 3 ha señalado que los que deben pagar más los que más tienen, y que la "línea roja" del Ejecutivo es que el incremento fiscal no puede afecta a las clases medias y trabajadoras. Esto, por lo tanto, descarta esa incremento de IVA como el que propone el Banco de España, y que propiciaría que muchos productos que están gravados con los tipos reducidos (10%) o superreducidos (4%) pasasen al tipo general (21%).

No es un opción que se contemple ahora mismo, insisten desde el Ministerio, al tiempo que se remiten a la hoja de ruta ya marcada en el acuerdo PSOE-Podemos. En ese acuerdo también está incluido el endurecimiento de figuras medioambientales como el incremento del impuesto que grava el diésel. Precisamente este impuesto rompe esa máxima del Ejecutivo de "quien más tiene, más debe pagar", ya que afectará a todos los ciudadanos que posean un vehículo diésel.  

 

 

Fuente: https://www.elmundo.es/

Con la nueva normalidad, ¿sube el precio del diésel y la gasolina?

 

Si hoy, 23 de junio, vas a repostar un coche diésel pagarás alrededor de 1,120 euros por cada litro de gasóleo y hasta 1,39 euros por el litro de gasolina 98. ¿Es mucho? ¿Supone esto que con la nueva normalidad está subiendo el precio del diésel y la gasolina?

El 15 de marzo de 2020, cuando la incertidumbre ante lo que supondría el estado de alarma que se acababa de decretar en España para evitar la expansión del coronavirus provocaba largas colas en las gasolineras, el litro de diésel se pagaba a 1,214 euros y el de gasolina 98 a 1,354 euros. Si comparamos entonces el  precio de los carburantes cuando entre el principio y el fin del estado de alarma, la diferencia es mínima. Ahora bien, ¿qué ha pasado entre medias?

  • Del 15 al 31 de marzo, el gráfico que muestra la evolución de los precios de los carburantes cae en picado: el precio medio del diésel el último día de marzo era de 1,046 euros y el de la gasolina quedaba en 1,27 euros
  • Del 1 al 30 de abril, la caída es mucho más evidente. Con España confinada y los movimientos en coche limitados a motivos esenciales, el mes de abril arranca con un precio de 1,267 euros/litro para la gasolina y termina en 1,224 euros/litro. Para el diésel, el precio por litro pasa de 1,042 euros a 0,984 euros
  • Del 1 al 31 de mayo, el informe mensual del Ministerio de Industria refleja un precio medio de 1,223 euros/litro para la gasolina y 0,989 euros/litro para el gasóleo
  • Queda un último tramo que comparar: del 1 al 22 de junio. Es aquí cuando comienza la escalada pues el mes comienza con una media de 1,249 euros para el litro de gasolina y termina en los casi 1,3 euros/litro de media que se pagó ayer. La evolución del diésel es similar: junio arranca superando ligeramente el umbral del euro por cada litro repostado y llega a 1,1 euros/litro

Diésel y gasolina: más baratos hoy que cuando se decretó el estado de alarma 

Con el desglose anterior, la respuesta a la pregunta sobre si el precio del diésel y la gasolina está subiendo con la nueva normalidad es que sí. Ahora bien, hay un matiz optimista y es que, al menos de momento, el precio del litro de carburante sigue registrando máximos inferiores a los que marcaba aquél 15 de marzo cuando comenzó el estado de alarma.

La gasolina de 98 octanos está hoy en torno a un 13% más barata, lo que supone que llenar un depósito de 50 litros resulta hasta ocho euros más barato que a mediados de marzo.

Si comparamos los precios con los de hace un año, el descenso es aún mayor. A 22 de junio de 2019, la gasolina 98 se pagaba a una media de 1,432 euros por litro y el gasóleo a 1,192 euros/litro.

 

 

Fuente: Autobild.es

El Gobierno aparca de momento su 'Impuesto al Diésel'

La coalición de PSOE y UP descarta la fórmula planteada en 2019

El llamado 'Impuesto al Diésel' queda aparcado por el actual Ejecutivo de coalición, al menos tal y como lo planteó el primer Gobierno de Pedro Sánchez en 2019. La nueva hoja de ruta de la alianza entre PSOE y Unidas Podemos, unida a la grave crisis que padece el sector del automóvil por las consecuencias del covid-19, han motivado el replanteamiento de una medida que, en cualquier caso, terminará produciéndose a medio o largo plazo, pues se trata de una directriz de la Comisión Europea que España lleva años sin acatar.

La iniciativa contemplada en los fallidos Presupuestos Generales del Estado de 2019 consistía en suprimir la bonificación de la que actualmente disfruta el diésel, circunstancia que lo encarecería 3,8 céntimos por litro y elevaría entre 1,5 y 2 euros el coste de llenar el depósito, en función del vehículo. El gasóleo profesional habría quedado exento. La propuesta llegó pocos meses después de que la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, lanzara su célebre proclama de que "el diésel tiene los días contados", y resultó polémica por su impacto generalizado en la población.

Lejos de aquella beligerancia, fuentes del departamento de Ribera rehúsan ahora a detallar la situación en la que se encuentra la iniciativa y se remiten a las directrices del Ministerio de Hacienda. Al respecto, el área que dirige la también socialista María Jesús Montero explica a este medio que, tras la alianza entre PSOE y Unidas Podemos, "la agenda fiscal del Gobierno es la que está definida en los acuerdos de coalición". "Nos remitimos a lo que aparece en el acuerdo de coalición", recalcan.

¿Y qué dice sobre el llamado 'Impuesto al Diésel' el pacto firmado entre PSOE y Unidas Podemos? Nada de forma explícita, pero el apartado 10.3., denominado Adaptación del actual sistema tributario a la economía del siglo XXI, sí se refiere a "la nueva fiscalidad verde como mecanismo para desincentivar comportamientos nocivos para el medio ambiente", sin mayor precisión. Eso sí, introduce un matiz social a esta política, pues aboga por aplicarla "evitando siempre que cualquier modificación recaiga sobre las clases medias y trabajadoras o sobre autónomos y pymes".

Este matiz choca de lleno con el 'Impuesto al Diésel' tal y como lo concibió hace un año el ejecutivo, según explican a elEconomista fuentes del equipo de Unidas Podemos en el Gobierno. La formación morada, en su apuesta por "redistribuir la carga fiscal", considera que el planteamiento de 2019 no fue acertado, pues habría incurrido en la paradoja de cobrar más a los colectivos más pobres, usuarios de coches más antiguos (y, en consecuencia, de mayor consumo y más contaminantes). "Va contra el espíritu de la progresividad fiscal", subrayan las fuentes consultadas sobre la propuesta de hace un año.

En consecuencia, el llamado 'Impuesto al Diésel', al menos tal y como fue concebido en las cuentas nonatas de 2019, continuará aparcado con el actual Ejecutivo de coalición pese a tratarse hace un año de una de las banderas del anterior Gobierno. Además, se da la paradoja de que los bajos impuestos al diésel en España son una de las constantes reprimendas de la Comisión Europea al país, que recauda menos que la media comunitaria con este combustible. Por ello Bruselas insta a España a elevar la recaudación hasta situarse en la media de sus socios en la Unión Europea.

 

Un Sector en el Alambre

 

Entre las razones que llevan al Gobierno de España a levantar en estos momentos el pie del acelerador se encuentra además la grave crisis que padece el sector del automóvil. El Covid-19 redujo a mínimos la venta de coches y detuvo la producción de vehículos durante alrededor de mes y medio en las 17 fábricas españolas.

La situación es crítica en un sector que ya atravesaba su propia crisis antes de la pandemia, provocada por los cambios de uso del consumidor, menos dispuesto a tener un coche en propiedad y con muchas más alternativas en materia de movilidad, sobre todo en las grandes ciudades. Además, la propia transición energética, marcada por el auge de la conciencia ecológica y el temor a mayores gravámenes a los combustibles fósiles, también ha derivado en una mayor incertidumbre en el consumidor a la hora de comprar un coche.

Para reanimar a un sector que, en su conjunto, representa el 10% del PIB español y el 9% del empleo, el Gobierno de España ultima un plan de ayudas públicas que podría anunciarse en los próximos días, y que contempla subvenciones para la compra de vehículos de todo tipo, también los de motores diésel y gasolina -los más fabricados en España-. En consecuencia, la coincidencia del plan con la subida pendiente del 'Impuesto al Diésel' podría derivar en un mensaje contradictorio hacia el consumidor.

 

No obstante, según ha podido contrastar este periódico, el aplazamiento del 'Impuesto al Diésel' no ha sido una petición expresa de las patronales del automóvil. De hecho, fuentes del sector reconocen en privado que se trata de una adaptación a las exigencias europeas a la que España deberá adaptarse a la larga. Además, agregan que, bien explicado, podría ser incluso un aliciente para la renovación del vehículo, pues quienes más pagarían el impuesto serían los usuarios de coches antiguos, cuyo consumo es mayor que el de los nuevos modelos.

 

Fuente: eleconomista.es

View older posts »

Buscador

Deja tu Comentario!

Actualmente no hay comentarios del blog