Menu

EL PRECIO DEL PETRÓLEO SE HUNDE

El petróleo ha entrado en un mercado bajista en tiempo récord. El desplome próximo al 7% de ayer eleva al entorno del 25% las pérdidas sufridas desde los máximos alcanzados al inicio de octubre, y aviva el debate sobre un recorte de producción de la OPEP. En poco más de un mes el petróleo ha pasado de ser uno de los activos estrella del año en los mercados financieros a entrar incluso en pérdidas en el balance de 2018.

El correctivo se aceleró en la sesión de ayer, con la mayor caída en tres años en el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU. El desplome alcanzó el 7%, y desinfló su cotización por debajo de los 55 dólares, sus cotas más bajas desde finales de 2017. Con este nivel, la caída supera el 25% desde los máximos alcanzados al inicio de octubre, por encima de los 76 dólares. Los descensos en el barril de Brent, de referencia en Europa, también rondan el 25% desde los máximos de 2014 alcanzados a comienzos de octubre. Las caídas cercanas al 7% registradas ayer hundieron su precio por debajo de los 65 dólares, sus cotas más bajas desde el mes de marzo.

 


La jornada de hoy amaga con activar el rebote en el precio del crudo. El barril de Brent recupera los 66 dólares, y el West Texas supera los 56 dólares. Los inversores han dado un vuelco en sus perspectivas sobre el delicado equilibrio entre oferta y demanda en el mercado del petróleo, a pesar de que las últimas jornadas han avivado el debate sobre un recorte de producción de la OPEP. Fuentes citadas por Reuters elevan ahora a 1,4 millones de barriles diarios la magnitud del recorte planteado. Socios como Rusia no ven justificado en cambio una decisión de emergencia para frenar las caídas en el precio. Esta cifra se acercaría a los 2 millones de barriles diarios de 'excedente' que augura la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para la primera mitad de 2019. Los máximos alcanzados a comienzos de octubre, con el Brent por encima de los 86 dólares, descontaban el impacto de la entrada en vigor un mes después de las sanciones de EEUU a Irán. Las restricciones a las exportaciones de crudo iraní añadían más tensión sobre los niveles de suministro. Pero semana y media después de la entrada en vigor de las sanciones de EEUU a Irán, sus efectos han sido mínimos. El propio Gobierno estadounidense ha concedido exenciones temporales a ocho de los principales países compradores de crudo iraní. El freno en las exportaciones de crudo iraní se ha visto neutralizado además por el notable aumento en el bombeo por parte de los tres principales productores mundiales de crudo: la OPEP, Rusia y EEUU. Este incremento en las cifras de bombeo se produjo además en plenas turbulencias en los mercados financieros debido a los crecientes temores a una desaceleración de la economía mundial. Un menor crecimiento impacta, a la baja, en las previsiones de demanda de crudo. El mercado de divisas se convierte además en otro foco de presiones bajistas sobre el precio del crudo. En su escalada, el dólar, la divisa que monopoliza el mercado del petróleo, ha alcanzado máximos de 16 meses frente al resto de la principales divisas mundiales. El repliegue de los hedge funds que habían apostado decididamente por las subidas del petróleo en los últimos meses se aceleró en el día de ayer con el panorama previsto por la propia OPEP para 2019. En su último informe mensual advertía de un "creciente superávit de suministro" en el mercado del petróleo en el próximo ejercicio. Desde la OPEP reconocían que la oferta está creciendo a un ritmo superior al de la demanda, debido sobre todo al mayor bombeo por parte de los países no pertenecientes al cartel petrolero. La propuesta anunciada por Arabia Saudí para recortar la producción tuvo una respuesta inmediata por parte de Donald Trump. El presidente estadounidense instó a la OPEP a no reducir sus cifras de bombeo, y añadió que los precios del crudo deberían estar mucho más bajos con los actuales niveles de suministro.

 

 

Fuente: La Expansión

Por qué sigue cayendo el petróleo

 

Cada vez que Trump habla, baja el precio del petróleo, al menos, últimamente. Ayer, el presidente de Estados Unidos publicó un tuit en el que decía que la OPEP y Arabia Saudí no deberían recortar la producción de petróleo. El mercado debió tomárselo como una de las “advertencias que suenan a amenaza” características de Trump, y el precio bajó un 1%.

Arabia Saudí barajaba recortar 500.000 barriles al día o, al menos, defender esa propuesta en la reunión de la OPEP del próximo 3 de diciembre. Pero este fin de semana elevó su estimación de recorte de producción hasta 1 millón de barriles diarios, argumentando un descenso de la demanda final global a partir de 2019 debido a la desaceleración de la expansión económica, lo que hizo que los precios repuntaran.

Actualmente, el Brent retrocede por debajo de la frontera psicológica de 70 dólares y el WTI hasta por debajo de los 60 dólares.

Bueno para el ciclo económico

Que el precio baje es bueno para los analistas de Bankinter (MC:BKT). “Bueno para una inflación inferior en los próximos meses (estimamos que ahora aproximadamente el 50% de la inflación global se debe al encarecimiento del petróleo) y, por tanto, también para el ciclo económico, aunque como reacción no tan positiva a corto plazo provoca caídas de las cotizaciones de las petroleras y eso presiona a la baja a las bolsas, especialmente la americana”, explican.

“La reciente apreciación del dólar hace más que necesario para los países consumidores y no productores un abaratamiento del petróleo, ya que este se paga en dólares y Estados Unidos es perfectamente consciente de ello como variable geoestratégica. En realidad, el petróleo debería tender a abaratarse, al margen de los comentarios de Trump”, añaden estos expertos.

Así, desde Bankinter apuntan a 4 razones por las que debe cumplirse esta tendencia:

- Elevada puesta en mercado por parte de los principales productores mundiales: Rusia, Nigeria, etc., para mejorar ingresos fiscales. Además, Estados Unidos probablemente alcanzará su objetivo geoestratégico de alcanzar la independencia energética en 2019 al producir 12 millones de barriles diarios (versus 11,6 millones previstos para este año). Coincide que puntualmente Kazakstán, que no es un jugador muy conocido, consigue elevar un 4,8% su producción, hasta 1,82 millones de barriles al día (representa casi el 2% de la producción mundial).

- Estabilización de la demanda final por la suavización del ciclo económico global y por el aumento de cuota de las energías renovables.

- Situación de inventarios más bien elevados.

- Especulaciones sobre una ruptura interna de la OPEP que, incluso, cuestionan su existencia futura, puesto que cada vez tienen más participación los productores ‘no OPEP’.

 

La OPEP debe actuar

José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, destaca que “el recuento de instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes nos ofrece un incremento de nada menos que de 14 instalaciones nuevas, lo que lleva la diferencia con respecto al año pasado a 174. Esto es un potencial incremento de la producción en Estados Unidos que debe pesar negativamente en los precios del crudo, así que la OPEP debería ponerse las pilas, no pensar tanto y actuar más, si quiere subir el precio del crudo, porque el mercado les está apretando las tuercas y, con los fuertes descensos que estamos viendo tanto hoy como ayer, el mensaje es claro: hay que recortar la producción”.

 

Temor

Ante este escenario, Desde Link Securities apuntan que “las noticias/rumores sobre una posible intervención del mercado del crudo por parte de la OPEP y sus socios ‘no OPEP’ han frenado, de momento, la caída del precio de esta materia prima. El temor de los productores a que vuelva la sobreoferta al mercado, consecuencia de las elevadas producciones de muchos países, del menor impacto del esperado de las sanciones estadounidenses a Irán -las excepciones a la compra de crudo iraní han sorprendido por su alcance- y de la debilidad de la economía mundial, que puede terminar lastrando la demanda de petróleo, creemos que es factible que les termine impulsando a intentar reducir la oferta de crudo mundial, al menos durante unos meses”.

Según añaden estos expertos, “habrá que ver si esta medida es capaz de estabilizar el precio del crudo o, por el contrario, resulta ser ineficaz y continúa la caída del mismo. Lo que sí es cierto es que los valores relacionados con el petróleo se van a seguir moviendo en bolsa en función de cómo evolucione el precio de esta materia prima”.

 

Perspectivas

Ante este escenario volátil, las consultoras ya hacen sus previsiones. Según recoge en su análisis Barani Krishnan, analista de Investing.com, Energy Aspects ha reducido sus previsiones de precio del Brent para el cuarto trimestre de 2018 en 8 dólares hasta 79 dólares por barril y, teniendo en cuenta que la Administración Trump ha mostrado su clara preferencia por un descenso de los precios del petróleo, también ha reducido sus previsiones para 2019 en 7 dólares hasta 85 dólares

 

 

Fuente: Investing.com

Los 5 Factores que hacen oscilar al petróleo

El mercado está más relajado en relación a la oferta de crudo, lo que ha permitido una bajada de los precios. Sin embargo, los expertos advierten de que es prematuro pensar que los problemas del mercado del petróleo han quedado atrás.


En el último mes, los precios del petróleo han sufrido fuertes oscilaciones, justo antes de la entrada en vigor de las sanciones de EEUU contra Irán. Pero, ¿cuáles son los factores que provocan esos cambios en el precio y qué podemos esperar en los próximos meses?

 

De la escasez a la abundancia?
Hace solo un mes, el crudo alcanzó el máximo de los últimos cuatro años, superando los 86 dólares el barril, ante la preocupación de los mercados de que las sanciones de EEUU a Irán crearan escasez de suministro. Sin embargo, desde entonces, los precios han caído un 15% porque los mercados han revisado la situación. La producción de crudo en EEUU ha aumentado a un ritmo más rápido de lo esperado, mientras que Arabia Saudí, el primer exportador del mundo, ha incrementado su producción hasta máximos históricos.

Por otra parte, Rusia y otros países han reforzado su producción a voluntad, mientras que EEUU ha otorgado exenciones a los principales compradores de crudo iraní para poder controlar mejor los precios.
Parece que el mercado está ahora más relajado en relación a la oferta de crudo, lo que ha permitido una bajada de los precios. Sin embargo, algunos operadores advierten de que podría ser prematuro pensar que los problemas del mercado del petróleo han quedado atrás.
Entran en vigor las sanciones a Irán
Hay ocho países a los que se les permite importar cantidades limitadas de petróleo iraní desde la entrada en vigor de las sanciones de EEUU, que pretenden perjudicar a la economía de Irán. Entre los países se encuentran China, India, Corea del Sur, Japón y Turquía. Aunque es probable que las exportaciones de Irán no caigan a niveles mínimos como pretende Washington, ya se han visto afectadas de forma significativa. En abril, Irán había conseguido aumentar sus exportaciones a 2,8 millones de barriles al día (b/d) y el mes pasado no superaron los 1,8 millones de b/d.
Incluso con las exenciones, los analistas de la consultora FGE calculan que en los próximos seis meses la cifra caerá a 1,3 millones de b/d.
En la consultora creen que el hecho de que estos países tengan exenciones, "no significa que tengan carta blanca para comprar cuanto les plazca". FGE también advierte de una posible caída por debajo del millón de b/d el próximo año y de otro repunte en el precio del crudo.
Brian Hook, representante especial de Washington para Irán, aseguró el lunes que habrá más limitaciones. "Nuestro objetivo es que los países dejen de importar crudo iraní con el tiempo", puntualizó

La OPEP se plantea una ralentización de la demanda

La OPEP y Rusia acordaron en junio relajar sus recortes de producción tras las presiones del presidente de EEUU, Donald Trump, que quiere mantener los precios bajo control mientras reduce las exportaciones de Irán.
Arabia Saudí, el principal productor de la OPEP, se comprometió a cubrir cualquier problema de escasez en los mercados y recientemente ha anunciado que incrementaría la producción hasta los 11 millones de b/d, una cifra récord.
No obstante, Riad se enfrenta a un delicado acto de equilibrio ante la incertidumbre sobre el comercio global y el hecho de que las monedas de los mercados emergentes estén lastrando el crecimiento económico y el consumo. Aunque el país quiere complacer a EEUU, un exceso de oferta podría provocar una caída de los precios. El ministro de Energía, Khalid A Al-Falih, declaró el mes pasado ante la agencia de noticias rusa Tass que podría producirse un exceso de suministro. "Una ralentización económica mundial podría afectar a la demanda de crudo", explicó.
Las declaraciones llegan después de las revisiones a la baja de la OPEP, según la cual la demanda de crudo mundial aumentará en 1,36 millones de b/d el próximo año, frente a los 1,5 millones de este año.
Estos cálculos se han ido revisando a la baja desde julio, cuando se contempló un crecimiento de 1,65 millones en 2018 y de 1,45 millones de b/d para 2019.
En un momento en el que Riad necesita unos sólidos precios del crudo para financiar sus reformas socioeconómicas, las declaraciones de Falih hacen pensar que el país podría plantearse volver a recortar la producción.
"Arabia Saudí y algunos de los miembros más importantes de la OPEP se mostrarán a favor de que el mercado no registre un exceso de suministro", explican los analistas de Energy Aspects.
Los ministros de Energía se reunirán el domingo en Abu Dhabi para hablar de la producción de cara a la reunión más importante que tendrá lugar en Viena en diciembre.
La producción extraordinaria es limitada
Es probable que los mercados de crudo parezcan mejor abastecidos que hace un mes, pero sigue habiendo dudas sobre el origen de ese suministro adicional.
Aunque parte procede de EEUU, un aumento del suministro de Arabia Saudí significa que el país ha utilizado su capacidad sobrante - unas reservas que suelen destinarse a casos extremos de problemas de suministro.
"Lo que más nos preocupa sobre la situación de los mercados de crudo es la falta de capacidad sobrante de la OPEP", opina Neil Beveridge de Bernstein, que calcula que la capacidad ha caído a 1,3 millones de b/d, poco más del 1% de la demanda global.
Beveridge añadió que, si EEUU consigue reducir al mínimo las exportaciones de crudo de Irán, "el mundo podría sufrir escasez de petróleo", eso sin contar la inestabilidad de otros países productores como Venezuela, Nigeria y Libia.
La producción de Venezuela ha caído en picado de 2 millones a 1,2 millones de b/d en solo 15 meses, y no parece que esa tendencia se vaya a ralentizar.
Caen las apuestas alcistas sobre el crudo
Los hedge fund han pasado de mostrarse optimistas a principios de año a rectificar sus posiciones en las últimas semanas, lo que lleva a pensar que muchos fondos están convencidos de que estamos ante un cambio de ciclo.
Los fondos que operan con el West Texas Intermediate, de referencia en EEUU, han recortado sus apuestas alcistas- la diferencia entre las apuestas sobre la subida y la caída de los precios- al nivel más bajo en un año, mientras que los que operan con el Brent, de referencia a nivel internacional, han reducido sus apuestas alcistas al nivel más bajo desde julio.
Los fondos mixtos ahora mantienen posiciones equivalentes a poco más de 500 millones de barriles de crudo, una cantidad importante pero muy por debajo del millón que mantuvieron en numerosas ocasiones en los últimos dos años.
Para algunos, este es un indicio de que los precios seguirán cayendo, ante la ausencia de compras por parte de fondos que intenten sacar partido de la situación. Algunos fondos han empezado incluso a hacer apuestas contra los precios. Sin embargo, otros analistas creen que, si se pierden más barriles de Irán de lo que se calcula ahora mismo o hay un problema de suministro en otro país, los fondos volverán al mercado propiciando un repunte de los precios.


Traducción: Paloma Echazarra
Fuente: La Expansión

Sube el precio de los carburantes y aumentan las gasolineras "low cost"

En la actualidad, el precio del combustible ha aumentado considerablemente. Las cifras llegan a reflejar un aumento del 15 % con respecto a lo que se pagaba por repostar el año pasado. Una situación que, sobre todo, ha afectado a los coches que funcionan con gasóleo. A tan solo unos días del Puente del Pilar pudimos ver que este combustible ya superaba los 1,271 € por cada litro y, la gasolina, por su parte, llegaba al 1,351 €/ l.
Hablamos, entonces, de un encarecimiento de los precios que no veíamos desde hace casi un lustro. Pero, según parece, no es motivo suficiente para disminuir la presencia de gasolineras low cost en nuestro país. De hecho,está sucediendo justo lo contrario. Ballenoil, la principal compañía de gasolineras de bajo coste de España ha decidido aumentar su red de estaciones en Castilla y León. Una iniciativa que, además, pretenden extenderse por todo el territorio nacional. 

Al parecer, esta empresa ha conseguido ya los permisos para instalar seis nuevas estaciones en la Comunidad castellana. Concretamente en los territorios de Pontevedra, Valladolid (capital), Villaquilambre, León (ciudad) y Palencia.

Con estas gasolineras intentarán ofrecer los precios más competitivos, en un momento nada favorable para el consumo de combustible. Y menos aún en Castilla y León, ya que es una de las zonas que presentan los precios más elevados de nuestro país. Eso sí, seguramente al implantarse las nuevas gasolineras de bajo coste, también conseguirán que las demás compañías se esfuercen para bajar los precios de su combustible. Algo que acabará beneficiando, sobre todo, a los conductores de la zona.

A pesar de que, como decimos,  el petróleo no vive su mejor momento y, por tanto, tampoco el combustible, Ballenoil tiene las ideas claras. Sus máximos responsables han decidido extender su labor en todo el territorio. Además de las nueve estaciones castellanas, han solicitado nuevos permisos para otras gasolineras, que se sumarán a las 100 que ya tienen operativas. Según su web, tienen 5 nuevas estaciones recién inauguradas y 48 gasolineras pendientes de hacerlo.

Para ser más precisos, planean estar más presentes en las zonas: Madrid, Cádiz, Málaga, Guadalajara, Huelva, Ciudad Real,Córdoba, Sevilla, Asturias, Barcelona y Tarragona. No obstante, es importante señalar que esta compañía confía en sus posibilidades pero no lo hace ciegamente. Son conscientes de que el aumento en el precio del combustible también les perjudica, a pesar de que su oferta sea más competitiva.

De hecho, Juan Sanz y David Querejeta, máximos responsables de Ballenoil, han asegurado que esta situación no ha provocado un cambio en el consumo. Según dicen, los conductores ahora llenan el depósito mirando el dinero y no los litros. Es decir que si antes llenaban el depósito con 60 €, ahora siguen echando 60 € aunque no lo llenen. Algo que les ha hecho reducir sus ventas de gasóleo y gasolina

 

 

Fuente: Cosasdecoches.com

LAS TURBULENCIAS DE LOS MERCADOS SE EXTIENDEN AL PETRÓLEO

 

 

¿Llegará el precio del petróleo a 100 dólares?
El petróleo alcanza máximos de 2014 por encima de los 86 dólares
El petróleo amplía sus máximos en plena cuenta atrás para Irán

 


Las alertas que reflejaron las Bolsas la semana pasada alcanzan de lleno al petróleo. El Brent se ha desinflado hasta un 7% desde los máximos de 2014 que alcanzó hace menos de dos semanas.
La estabilidad que registró el precio del petróleo en meses anteriores, justo por debajo de la barrera psicológica de los 80 dólares, ha dado paso en las últimas semanas a una sucesión de bandazos.

El precio del barril de Brent, una vez superada la resistencia de los 80 dólares, aceleró su escalada hasta alcanzar, el pasado 3 de octubre, nuevos máximos desde octubre de 2014. Su cotización cerró en 86,29 dólares, después de rozar en sus máximos intradía el umbral de los 87 dólares.
Seis sesiones después, el barril de Brent registraba mínimos intradía por debajo de los 80 dólares, y el pasado viernes ahondó su corrección hasta los 79,2 dólares.
 


Evolución del precio del barril de Brent en el último mes
Las dos mayores caídas se concentraron en las sesiones del miércoles y el jueves de la semana pasada, con descensos del 2,25% y del 3,41%, coincidiendo con los dos tropiezos que registró Wall Street, cuando perdió más de un 3% y un 2% respectivamente.
Las alertas sobre una mayor desaceleración de la economía global alcanzaron a la renta variable y al mercado del petróleo.
La recogida de beneficios en la cotización del crudo se aceleró con las informaciones sobre la partida adicional de 4 millones de barriles que venderá Arabia Saudí a India en noviembre, coincidiendo con la entrada en vigor de las sanciones contra Irán. Esta cuantía minimizaría el impacto del freno en el suministro del régimen de Teherán a grandes consumidores como India y China.
El temor en los mercados sobre el impacto en el suministro del bloqueo comercial a Irán se había convertido en uno de los principales detonantes de las subidas que elevaron el barril de Brent hasta los 86 dólares.
La cotización del petróleo se ha visto alterada igualmente en las últimas jornadas por las alertas sobre los problemas que provocarían los huracanes que han alcanzado la zona petrolífera del Golfo de México.
En la sesión de hoy, el precio del petróleo tantea las opciones de rebote por encima de los 80 dólares. Los inversores aparcan las ventas con la creciente presión internacional sobre Arabia Saudí a raíz de la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido el pasado 2 de octubre después de entrar en el consulado de su país en Estambul.
Las amenazas de sanciones internacionales a Arabia Saudí han hundido hasta un 6% la Bolsa saudí, y reactivan las tensiones sobre las perspectivas de suministro de crudo.

 

Fuente: LaExpansion.com

La cruda realidad del precio del carburante

El litro de gasolina en España antes de impuestos es el tercero más caro de toda Europa: 63,5 céntimos

El carburante ha superado su precio máximo desde hace cuatro años. Sin embargo, España es el país con los precios más bajos de Europa. Todos nos alegramos de que sea así, pero hay que tener en cuenta varios factores que no se han contado y que los telediarios han omitido por causas curiosas. Esta es la cruda realidad del precio del carburante en España.

Según los datos del Geoportal de gasolineras del Ministerio de Industria, el litro de gasolina en España antes de impuestos es el tercero más caro de toda Europa, el litro cuesta 63,5 céntimos. Y con el diésel, somos el cuarto país que más paga con un coste de 64,7 céntimos por litro. La media de la eurozona en el mes agosto se situaba en los 61,8 céntimos por litro, es decir, 2,9 más y en la gasolina baja hasta los 60 céntimos.

Esto quiere decir que, sin impuestos, el carburante en España es mucho más caro que en el resto de Europa. La trampa es que, a la hora de aplicar los impuestos, la carga impositiva es menor en nuestro país que en el resto de Estados de la Unión Europea. Ahora bien, ¿qué pasaría si conseguimos que España bajase el precio del litro? Las familias españolas ganarían en poder adquisitivo. ¿Por qué no se hace? Pregúntenselo a las tradicionales.

La cuestión es que, entre el anuncio de la subida de impuestos al diésel y la falta de competencia en nuestro país en este sector, no se consigue que disminuya el precio del litro. Y los únicos empresarios que están dispuestos a luchar, por hacer que los españoles ahorren y dediquen, este ahorro a otras partidas del presupuesto familiar, se les ponen trabas y zancadillas para que no lo consigan.

Estas emprendedores son los empresarios de las estaciones de servicio automáticas. Un tipo de gasolineras que, de media, bajan el precio unos 10-15 céntimos el litro en la zona en la que se encuentran. El problema son los ataques, sin fundamento, de las tradicionales, que ven a las automáticas como “intrusos” que les quitan cuota de mercado y que les reducen los píngües beneficios a que están habituados desde hace bastantes décadas.

Ante esta situación, Comunidades Autónomas como Castilla La Mancha intentan poner barreras para que no puedan operar. Como, por ejemplo, exigiéndoles tener baños a todas las gasolineras y una persona que atienda dichos servicios. Esto claramente es un ardid para limitar la competencia e ir a favor de las tradicionales. De esta manera no se conseguirá que el precio del litro de carburante baje en España.

El oligopolio, que lleva en España instaurado desde los inicios de las estaciones de servicio, no quiere que el precio baje para no disminuir sus pingües beneficios. Y que la noticia sea que España tiene el menor precio de gasolina después de impuestos maquilla la realidad que se vive en España: uno de los países con los precios de carburantes más caros de la Unión Europea. 

 

Fuente: cincodías.elpais.com

El bulo que ha alarmado a los conductores con las nuevas etiquetas de la gasolina y el diésel "A partir del 12 de octubre se va a añadir en los surtidores otra pegatina, pero que no sustituirá a la de Gasolina 95, 98 o al Diésel. "

En los últimos días, los titulares de muchos periódicos se despedían de la gasolina y del diésel para siempre. Ya en el cuerpo de las noticias, los medios alertaban de que los nombres de los carburantes Gasolina 95, Gasolina 98 y Diésel iban a ser sustituidos en las gasolineras por unas indescifrables etiquetas. Este caos para los conductores se produciría a partir del próximo 12 de octubre. Y nada se podría hacer para evitarlo.

Pues bien, la realidad es que las etiquetas que hacen referencia a los carburantes de toda la vida van a seguir en su sitio. La única novedad es que a partir del 12 de octubre se va a añadir en los surtidores y boquereles otra pegatina homologada para toda la Unión Europea que informa de la cantidad de biocombustible que lleva el carburante. Es decir, las etiquetas serán complementarias.

Lo que ha sucedido es lo que se conoce como fake news, y la llevan difundiendo una larga lista de periódicos y televisiones desde el pasado mes de julio. "Fue una agencia la que lo sacó en julio y ya entonces mandamos un comunicado desmintiendo que las gasolineras fueran a cambiar el nombre de los carburantes".

El biocombustible es un carburante que no es fósil. Procede de los vegetales, como el cereal o la remolacha, en España, se usa en un pequeño porcentaje "desde hace mucho" en las gasolinas, pero cada tipo de vehículo tiene un máximo de biocombustible recomendado. Y aunque contamina igual que los fósiles, los defensores del biocombustible argumentan que, al plantar los vegetales, estos absorben CO2 de la atmósfera, lo que es más beneficioso para el medio ambiente.

¿Cómo son las nuevas etiquetas?

Teniendo claro que las nuevas etiquetas van a convivir con las anteriores es interesante conocer su significado. La primera clave es que se dividen en tres formas geométricas: el círculo para las gasolinas, el cuadrado para el gasóleo y el rombo para los combustibles gaseosos. Todas serán en color blanco y tendrán unas dimensiones mínimas de 13 mm de diámetro para el boquerel y de 30 mm para el surtidor.

 

Respecto a la gasolina, dentro del círculo pueden llevar los siguientes números:

  • E5: son combustibles que llevan un máximo del 5% de etanol. "Aquí están las Gasolinas 95 y 98 y serán etiquetas las más comunes", apunta García.
  • E10: significa que el vehículo puede utilizar gasolina que contenga hasta un 10% de etanol.
  • E85: significa que el vehículo puede utilizar gasolina que contenga hasta un 85% de etanol.

La presencia de los combustibles de gasolina E10 y los E85 es marginal en nuestro país. "Sólo están en el 0,6% de las gasolineras de España. El biocombustible lo usan, por ejemplo, conductores que compiten en un rally porque el etanol fomenta más la combustión y aceleran más rápido", 

Por el lado del gasóleo, en el cuadrado aparecerán:

  • B7: significa que el gasóleo contiene hasta un 7% de biodiésel. Es el gasóleo estándar.
  • B10: significa que el vehículo puede utilizar gasóleo que contenga hasta un 10% de biodiésel.
  • XTL: es un tipo de combustible diésel parafínico fabricado a partir de material fósil o renovable que permite obtener por síntesis o hidrotratamiento, un combustible muy similar en composición al combustible diésel fósil tradicional.

Los combustibles gaseosos representados con un rombo hacen referencia al hidrógeno, al gas natural comprimido, al gas natural licuado o al gas licuado de petróleo.

La nueva legislación europea exige también que los nuevos vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre de 2018 lleven la pegatina. Para ello, los fabricantes están situando las etiquetas visibles en la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los nuevos vehículos. De cara al futuro, no está previsto que desaparezcan los nombres de Gasolina 95, 98 y Diésel. 

 

Fuente: LibreMercado.com

Irán reta a EEUU y asegura que "su sueño no se hará realidad" y seguirán exportando petróleo

 

El ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangeneh, aseguró hoy que es "imposible" que EEUU logre eliminar el crudo iraní del mercado a medio plazo, pese a las sanciones que entran en vigor el próximo noviembre.

"EEUU trata de reducir las exportaciones de petróleo iraní a cero, aunque sea durante un mes, pero ese sueño no se hará realidad", subrayó el ministro, citado por la agencia oficial iraní IRNA.

 

Zangeneh explicó que, por el momento, Corea del Sur es el único país que ha cortado sus importaciones de petróleo iraní por tercer mes consecutivo.

Washington presiona a los compradores asiáticos y africanos de crudo iraní para que reduzcan sus importaciones y ha amenazado con sanciones a todo aquel que compre a Irán petróleo una vez entren en vigor las sanciones.

China e India compran a Irán

Los principales importadores de petróleo iraní, China e India, se muestran por ahora poco dispuestos a seguir las directrices estadounidenses y están intentando lograr exenciones.

El presidente estadounidense, Donald Trump, exigió además recientemente a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que ayudara a bajar los precios del crudo, aumentando la producción.

Sin embargo, la reunión de la OPEP y otros productores como Rusia de ayer en Argel no llegó a ningún acuerdo sobre un posible aumento de la producción y decidió posponer esta decisión.

Zangeneh se mostró satisfecho con el resultado de esa reunión y señaló que ningún país dio una respuesta positiva a Trump.

El ministro iraní subrayó que la OPEP es "un organismo independiente y no una rama del Departamento de Energía de EEUU", por lo que consideró que los comentarios de Trump fueron "un insulto".

Una exportación vital para Irán

Las sanciones contra el petróleo iraní, cuya exportación es vital para la economía del país, son consecuencia de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear multilateral de 2015 con Irán.

Irán exportó desde finales de marzo hasta finales de julio pasado 2,3 millones de barriles diarios de petróleo, una cifra que no incluye las ventas de gas condensado.

 

 

Fuente: www.eleconomista.es

El número de gasolineras creció un 7,4% entre 2012 y 2017, pero el de sus trabajadores cayó un 16,3%

 

El número de gasolineras en España aumentó un 7,4% en el periodo 201 y 2017 al pasar de 9.105 puestos a 9.779, mientras que el total de asalariados de estos comercios cayó un 16,3% en esos años, al reducirse de los 62.100 de 2012 a los 52.00 trabajadores de 2017.

Así se desprende de datos del Gobierno en una respuesta parlamentaria en la que se da cuenta del número de las gasolineras, entendiendo como tales a los establecimiento reglados (CNAE-2009 473) como comercio al por menor de carburante para vehículos de motor y motocicletas y el comercio al por menor de lubricantes y refrigerantes para vehículos de motor.

Andalucía es la comunidad autónoma que tiene más gasolineras con 1.927 puntos, casi 200 más que en 2017 cuando tenía 1.741. Por detrás se sitúa Cataluña con 1.245 gasolineras, de las que 693 (según datos de 2017) están en Barcelona, lo que el convierte en la provincia con más puntos de suministro de carburantes. Le siguen Madrid (626) y Valencia (597).

La subida de los puntos de suministro contrasta con el descenso de asalariados relacionados con estos comercios (CNAE-2009 473).

En la respuesta del Ejecutivo al diputado del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia se observa un descenso del número de trabajadores de estos establecimientos al pasar de 62.100 en 2012 a los 52.000 de 2017. La caída del 16,3% de estos trabajadores se reparte entre expendedores de gasolineras, que pasan de 44.700 en 2012 a los 40.600 del años pasado, y 'resto de ocupaciones', que se reduce de los 17.400 a los 11.400 empleado en 2017.

Esta semana, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, los precios de los carburantes han subido en España entre un 0,4% y 0,6% en los últimos días, con lo que suman siete semanas al alza y se sitúan en el nivel más alto desde finales de 2014.

 

 

Fuente: Expansion.com

LA JUNTA DE ANDALUCIA RETIRA EL DECRETO QUE EXIGE PERSONAL EN LAS GASOLINERAS AUTOMÁTICAS

 

La Comisión Europea (CE) está obligando a las comunidades autónomas, que tienen normativas contrarias a la implantación de este tipo de estaciones, a dar marcha atrás porque son contrarias al libre mercado

 

La Junta de Andalucía ha retirado el decreto que pretendía aprobar en los próximos meses y que obligaba a las gasolineras automáticas a contar con al menos un trabajador para poder operar durante el tiempo que ésta permaneciera abierta. Este decreto ha sido finalmente retirado ante la carencia invalidante puesta de manifiesto por la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae), según informa Europa Press.

Aesae, ante la "falta de transparencia y la negativa" a dar acceso al expediente, presentó un recurso ante los tribunales. Finalmente, por la falta de transparencia, la Junta ha decidido, ante el Tribunal Superior de Justicia de Andaluciía (TSJA), órgano competente para este litigio, dar marcha atrás en su objetivo de aprobar la norma que obligaba a las gasolineras automáticas a tener personal.

No obstante, y "ante una clara vocación de defender a las estaciones tradicionales" por parte de la Junta de Andalucía, el 25 de diciembre de 2017 se aprobó una modificación de la Ley de las Personas con Discapacidad por la que se obliga a las estaciones desatendidas a tener personal.

Estas actuaciones llegan en un momento en el que la Comisión Europea (CE) está obligando a las comunidades autónomas, que tienen normativas contrarias a la implantación de este tipo de estaciones, a dar marcha atrás, pues según la CE son contrarias al libre mercado y a la libre competencia, según ha recordado la asociación en un comunicado.

Esta falta de competencia provoca que cada familia andaluza tenga que pagar "más de 300 euros al año", según la OCU, respecto al resto de la regiones. "La apertura de una estación de servicio automática no solo beneficia a los que la eligen, sino a todos, porque cuando una gasolinera de este tipo abre el precio de los carburantes disminuye en la zona de influencia en una media de 10 a 15 céntimos por litro", ha explicado el presidente de Aesae, Manuel Jiménez Perona.

Según la asociación, actualmente las barreras que existen para las personas con discapacidad "están presentes en muchas estaciones de servicio". Los problemas que presentan son barreras arquitectónicas, surtidores a altura excesiva, etcétera. "Estos obstáculos son insalvables a pesar de que haya una persona en la gasolinera. El problema es de diseño y de no pensar en estas personas", explica Jiménez Perona.

 

 

Fuente: ElDiario.es - http://bit.ly/2N6q8e5

View older posts »

Buscador

Deja tu Comentario!

Actualmente no hay comentarios del blog