Menu

Los 5 Factores que hacen oscilar al petróleo

El mercado está más relajado en relación a la oferta de crudo, lo que ha permitido una bajada de los precios. Sin embargo, los expertos advierten de que es prematuro pensar que los problemas del mercado del petróleo han quedado atrás.


En el último mes, los precios del petróleo han sufrido fuertes oscilaciones, justo antes de la entrada en vigor de las sanciones de EEUU contra Irán. Pero, ¿cuáles son los factores que provocan esos cambios en el precio y qué podemos esperar en los próximos meses?

 

De la escasez a la abundancia?
Hace solo un mes, el crudo alcanzó el máximo de los últimos cuatro años, superando los 86 dólares el barril, ante la preocupación de los mercados de que las sanciones de EEUU a Irán crearan escasez de suministro. Sin embargo, desde entonces, los precios han caído un 15% porque los mercados han revisado la situación. La producción de crudo en EEUU ha aumentado a un ritmo más rápido de lo esperado, mientras que Arabia Saudí, el primer exportador del mundo, ha incrementado su producción hasta máximos históricos.

Por otra parte, Rusia y otros países han reforzado su producción a voluntad, mientras que EEUU ha otorgado exenciones a los principales compradores de crudo iraní para poder controlar mejor los precios.
Parece que el mercado está ahora más relajado en relación a la oferta de crudo, lo que ha permitido una bajada de los precios. Sin embargo, algunos operadores advierten de que podría ser prematuro pensar que los problemas del mercado del petróleo han quedado atrás.
Entran en vigor las sanciones a Irán
Hay ocho países a los que se les permite importar cantidades limitadas de petróleo iraní desde la entrada en vigor de las sanciones de EEUU, que pretenden perjudicar a la economía de Irán. Entre los países se encuentran China, India, Corea del Sur, Japón y Turquía. Aunque es probable que las exportaciones de Irán no caigan a niveles mínimos como pretende Washington, ya se han visto afectadas de forma significativa. En abril, Irán había conseguido aumentar sus exportaciones a 2,8 millones de barriles al día (b/d) y el mes pasado no superaron los 1,8 millones de b/d.
Incluso con las exenciones, los analistas de la consultora FGE calculan que en los próximos seis meses la cifra caerá a 1,3 millones de b/d.
En la consultora creen que el hecho de que estos países tengan exenciones, "no significa que tengan carta blanca para comprar cuanto les plazca". FGE también advierte de una posible caída por debajo del millón de b/d el próximo año y de otro repunte en el precio del crudo.
Brian Hook, representante especial de Washington para Irán, aseguró el lunes que habrá más limitaciones. "Nuestro objetivo es que los países dejen de importar crudo iraní con el tiempo", puntualizó

La OPEP se plantea una ralentización de la demanda

La OPEP y Rusia acordaron en junio relajar sus recortes de producción tras las presiones del presidente de EEUU, Donald Trump, que quiere mantener los precios bajo control mientras reduce las exportaciones de Irán.
Arabia Saudí, el principal productor de la OPEP, se comprometió a cubrir cualquier problema de escasez en los mercados y recientemente ha anunciado que incrementaría la producción hasta los 11 millones de b/d, una cifra récord.
No obstante, Riad se enfrenta a un delicado acto de equilibrio ante la incertidumbre sobre el comercio global y el hecho de que las monedas de los mercados emergentes estén lastrando el crecimiento económico y el consumo. Aunque el país quiere complacer a EEUU, un exceso de oferta podría provocar una caída de los precios. El ministro de Energía, Khalid A Al-Falih, declaró el mes pasado ante la agencia de noticias rusa Tass que podría producirse un exceso de suministro. "Una ralentización económica mundial podría afectar a la demanda de crudo", explicó.
Las declaraciones llegan después de las revisiones a la baja de la OPEP, según la cual la demanda de crudo mundial aumentará en 1,36 millones de b/d el próximo año, frente a los 1,5 millones de este año.
Estos cálculos se han ido revisando a la baja desde julio, cuando se contempló un crecimiento de 1,65 millones en 2018 y de 1,45 millones de b/d para 2019.
En un momento en el que Riad necesita unos sólidos precios del crudo para financiar sus reformas socioeconómicas, las declaraciones de Falih hacen pensar que el país podría plantearse volver a recortar la producción.
"Arabia Saudí y algunos de los miembros más importantes de la OPEP se mostrarán a favor de que el mercado no registre un exceso de suministro", explican los analistas de Energy Aspects.
Los ministros de Energía se reunirán el domingo en Abu Dhabi para hablar de la producción de cara a la reunión más importante que tendrá lugar en Viena en diciembre.
La producción extraordinaria es limitada
Es probable que los mercados de crudo parezcan mejor abastecidos que hace un mes, pero sigue habiendo dudas sobre el origen de ese suministro adicional.
Aunque parte procede de EEUU, un aumento del suministro de Arabia Saudí significa que el país ha utilizado su capacidad sobrante - unas reservas que suelen destinarse a casos extremos de problemas de suministro.
"Lo que más nos preocupa sobre la situación de los mercados de crudo es la falta de capacidad sobrante de la OPEP", opina Neil Beveridge de Bernstein, que calcula que la capacidad ha caído a 1,3 millones de b/d, poco más del 1% de la demanda global.
Beveridge añadió que, si EEUU consigue reducir al mínimo las exportaciones de crudo de Irán, "el mundo podría sufrir escasez de petróleo", eso sin contar la inestabilidad de otros países productores como Venezuela, Nigeria y Libia.
La producción de Venezuela ha caído en picado de 2 millones a 1,2 millones de b/d en solo 15 meses, y no parece que esa tendencia se vaya a ralentizar.
Caen las apuestas alcistas sobre el crudo
Los hedge fund han pasado de mostrarse optimistas a principios de año a rectificar sus posiciones en las últimas semanas, lo que lleva a pensar que muchos fondos están convencidos de que estamos ante un cambio de ciclo.
Los fondos que operan con el West Texas Intermediate, de referencia en EEUU, han recortado sus apuestas alcistas- la diferencia entre las apuestas sobre la subida y la caída de los precios- al nivel más bajo en un año, mientras que los que operan con el Brent, de referencia a nivel internacional, han reducido sus apuestas alcistas al nivel más bajo desde julio.
Los fondos mixtos ahora mantienen posiciones equivalentes a poco más de 500 millones de barriles de crudo, una cantidad importante pero muy por debajo del millón que mantuvieron en numerosas ocasiones en los últimos dos años.
Para algunos, este es un indicio de que los precios seguirán cayendo, ante la ausencia de compras por parte de fondos que intenten sacar partido de la situación. Algunos fondos han empezado incluso a hacer apuestas contra los precios. Sin embargo, otros analistas creen que, si se pierden más barriles de Irán de lo que se calcula ahora mismo o hay un problema de suministro en otro país, los fondos volverán al mercado propiciando un repunte de los precios.


Traducción: Paloma Echazarra
Fuente: La Expansión

Regresa

Comentario

Blog Search

Comments

Actualmente no hay comentarios del blog