Menu

El precio del petróleo confirma su vuelco: de -37 a +37 dólares

 

Poco más de un mes ha tardado el precio del petróleo en dar la vuelta por completo a la situación histórica vivida el 20 de abril, cuando el barril West Texas se hundió hasta los -37,63 dólares. La remontada continúa, y las subidas de hoy impulsan al barril de Brent al borde de los 37 dólares, y al West Texas por encima de los 34 dólares.

 

Las primeras predicciones de los analistas que auguraban la posibilidad de que el petróleo bajara a cero dólares, o incluso a precios negativos, ya fue recibida con incredulidad por gran parte del mercado. Para sorpresa de muchos, un mes después estas previsiones extremas se cumplieron.

 

El 'crash' histórico del petróleo en EEUU del pasado 20 de abril no sólo redujo su precio a cero dólares. En su espiral bajista se hundió por primera vez en la historia a precios negativos, hasta cerrar en -37,63 dólares.

 

La insostenibilidad de esta situación (pagar 37 dólares por desprenderse de un barril de petróleo), más allá del colapso puntual de los precios coincidiendo con el derrumbe récord de la demanda en abril por el coronavirus y el inminente vencimiento de los futuros, activó una remontada que persiste hasta el día de hoy.

 

Poco más de un mes después, y tras superar con nota la reválida del nuevo vencimiento de futuros en EEUU, el petróleo confirma su vuelco. El barril de Brent amplía su escalada hasta alcanzar sus máximos de dos meses y medio, a un paso de los +37 dólares, el precio opuesto a los -37 dólares que alcanzó en EEUU en sus mínimos históricos.

 

La cotización del barril de referencia en Europa supera ya el 100% de subida desde los mínimos que registró hace un mes, cuando se hundió hasta los 16 dólares. Pese a este rally, se mantiene con pérdidas del 45% en lo que va de año.

 

La cotización del barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, supera en su remontada los 34 dólares, sus máximos desde hace dos meses y medio.

 

El mercado del petróleo reduce progresivamente el desequilibrio ocasionado por el parón económico provocado por el coronavirus, y las firmas de inversión apuntalan al alza sus expectativas de recuperación en los precios.

 

Los analistas de Julius Baer han elevado hoy su previsión sobre el precio del petróleo a tres meses vista. Para entonces estiman ahora que el petróleo podría rondar los 40 dólares. Según la firma suiza de inversión, los temores que el mercado se viera inundado de petróleo se han diluido, gracias tanto a la recuperación de la demanda como a la materialización de los recortes de producción prometidos.

 

Julius Baer evita un mayor optimismo sobre el rally del precio del petróleo ante el riesgo de una segunda oleada de coronavirus y su impacto sobre la economía mundial y la demanda de crudo.

 

Los últimos mensajes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntan a un menor riesgo de una segunda gran oleada de coronavirus, y apuntalan el optimismo que reflejan esta semana los mercados al calor de la progresiva reapertura de las principales economías.

 

Más demanda y más recortes

La reanudación de la actividad impulsa la recuperación en la demanda de crudo, que recibirá un impulso adicional en las próximas semanas con los vuelos que volverán a retomar las aerolíneas. El Gobierno ruso estima el exceso de producción actual entre 7 y 12 millones de barriles diarios, y calcula que con los recortes vigentes y el progresivo repunte de la demanda el mercado podría recuperar el equilibrio para el mes de julio.

 

Los analistas destacan que detrás de la remontada actual en el precio del petróleo está el elevado grado de cumplimiento de los recortes de producción pactados en abril por la denominada OPEP+ (los países de la OPEP más aliados como Rusia). Las últimas cifras del Gobierno de Moscú apuntan a que su producción se ha ajustado prácticamente a los 8,5 millones de barriles diarios fijados en los recortes.

 

Sin necesidad de ajustarse a unas cuotas establecidas, los recortes han sido más contundentes aún en la industria del 'shale oil'. Los últimos datos apuntan a que las plataformas petrolíferas activas en EEUU se han reducido a nuevos mínimos, 318. El reciente derrumbe de los precios y el exceso de producción impedían obtener rentabilidad con su actividad.

 

 

Fuente: laexpansion.com

Regresa

Comentario