Menu

¿Tienes un coche diésel? El Gobierno quiere subirte los impuestos

El Gobierno, a través de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha abierto la puerta a una subida de impuestos al diésel.

Tener un vehículo diésel o, lo que es lo mismo, que necesita gasóleo para funcionar, ya se estaba convirtiendo en una pequeña tortura, pero parece que la pesadilla no tiene visos de acabar.

Hace unos años te las prometías muy felices cuando te compraste tu diésel: gastaba menos y te salía más barato repostarlo. Poco a poco, comenzaste a sentir que estabas ensuciando el planeta más de lo que deberías, que casi tú y el resto de poseedores de un vehículo diésel erais responsables del cambio climático.

Más tarde, y pasada esa culpa, viste como te subían los precios del combustible y ya no salía tan a cuenta comprarse un coche de gasóleo frente a uno de gasolina. Al mismo tiempo, sobre todo si vives en una gran ciudad del estilo de Madrid o Barcelona, descubriste que si tu diésel era algo veterano, ya no podrías estacionarlo en determinadas zonas y tampoco circular por otras.

Impuesto al diésel a la vista

Pues ahora el Gobierno ha decidido que, además, pagas poco impuestos por el Diésel. La última en opinar sobre esta cuestión ha sido La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien en una entrevista en El País, apunta a que España está por debajo de la presión fiscal en Europa y, por tanto, su sistema tiene margen suficiente para buscar nuevas figuras impositivas. Traducción: abre la puerta a subir el impuesto al Diésel.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya había anunciado a principios del año pasado su intención de elevar en 3,8 céntimos la carga impositiva del diésel con el objetivo de recaudar en torno a 670 millones de euros. Tras unos meses en los que no se habló demasiado de este asunto (ni PSOE ni Unidas Podemos contemplaban un impuesto al diésel en sus programas), ahora, la ministra confirma esta vía al asegurar que hay margen para incrementar la presión fiscal.

Esto a pesar de que el acuerdo de coalición firmado por PSOE y Unidas Podemos asegura que se buscará reducir las emisiones sin afectar al bolsillo de los trabajadores. “Apostamos por la nueva fiscalidad verde como mecanismo para desincentivar comportamientos nocivos para el medio ambiente, evitando siempre que cualquier modificación recaiga sobre las clases medias y trabajadoras o sobre autónomos y PYMES”, señala el citado acuerdo.

Sin embargo, la Proposición de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética que presentaron en la anterior legislatura Unidas Podemos, En Comú Podem y Galicia en Común, instaba a “una reforma del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte, de forma que la cuota tributaria dependa exclusivamente de las emisiones por kilómetro de cada vehículo, considerando las emisiones respecto de los coches disponibles en venta”, algo que sugiere una mayor carga impositiva a aquellos coches que más emiten, léase los diésel.

Veremos qué ocurre finalmente, pero todo parece indicar que los sufridores dueños de vehículos diésel verán como repostar su coche será más caro en un breve espacio de tiempo.

 

Fuente: Autocasion.com

Regresa

Comentario

Blog Search

Comments

Actualmente no hay comentarios del blog